jueves, 21 de diciembre de 2017

YULE (21 De Diciembre Equinocio de Invierno)

El 21 de Diciembre acontecerá el Equinocio de Invierno, conocido como Yule, la noche más larga del año.
Es una época en que la oscuridad va a dar paso a la luz, donde los días irán cobrando más vida y las noches se acortarán. El Dios Cernudos, lucha contra la oscuridad de los mundos venciendo así a la misma y volviendo de nuevo la normalidad al mundo con su luz.



En la tradición cristiana simbolizaría el día 24 (nacimiento de Jesús, renacimiento de la luz en el mundo cristiano). Es un día para celebrar en compañía de la familia y amigos más allegados, donde podréis disfrutar de un banquete realizado por todos con comida (pavo relleno con frutos secos o rojos), dulces (brazo relleno, polvorones, almendrados, mazapán) y bebida (sidra, vino).

Para honrar a la Madre Tierra podréis regar con sidra vuestros árboles y plantas, decorar el hogar con tonos dorados o plateados, símbolo de luz, poner un mantel rojo (símbolo de la vida), y algo verde en su honor.

Podéis realizar un pequeño ritual dando comienzo con unas palabras en la cena y terminarlo al alba cuando el sol despunte en el horizonte, celebrando así el fin de la lucha contra la oscuridad (despojaros de todo lo negativo y oscuro de vuestra alma) y acogiendo esos rayos de sol en vuestra alma para daros fortaleza y vigor.

Ritual


Antes de realizarlo presentar vuestra casa a los Dioses (o Dios, según religión), vistiéndola de los colores oro, plata, verde y rojo.

En la mesa que vayáis a utilizar colocad los siguientes:

Enseres

Incienso de mirra
Vela dorada/plateada y vela roja
Una maceta con flor de pascua o una maceta con bulbos preparados para la primavera.
Pergamino
Un mantel verde/rojo
Copa de vino/sidra/cerveza
Dulces realizados por vosotros


Cuando todo éste colocado pronunciar:

Encender la vela roja diciendo: 

Vida emana por cada uno de los aquí presentes.

Encender vela plateada u oro y decir: 

Luz invade nuestro espíritu y nos acompañe en los días oscuros.

Encender el incienso de mirra y decir: 

Incienso purifica y trae abundancia a nuestro ser.

Comenzar la cena y cuando hayáis terminado la celebración realizar unos minutos de silencio para meditar sobre la luz dentro de vuestra alma resurgiendo y venciendo a la oscuridad quemar el papel en la vela plateada o dorada y sentir como invade su esplendor vuestro espíritu como os alivia, mitiga, calma y hace despertar cada esencia dentro de vosotros mismos.

Después al día siguiente enterrar todos los restos en una maceta o árbol en la zona sur de vuestro hogar, pronunciando:

La luz ha vencido a las tinieblas
 que mi mundo sea bendecido con sus rayos benefactores.
Que Así Sea. Así Será.

Mis Bendiciones¡ FELIZ YULE¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario